Cerdo Cracia

Cerdo Cracia

Cerdo Cracia

Cerdo Cracia

Dado que Colombia suele ser dirigida por idiotas que se comportan como bestias, CERDOCRACIA nos da una radiografía clara de la política colombiana y demuestra cómo ha sido gobernado el país «con las patas» e incluso con las «pezuñas».
Ratas, burros, dinosaurios, lagartos, unicornios, delfines camaleones, hienas y zorros completan este zoológico tragicómico de los políticos colombianos.
Al salir de la divertida obra de Matador (mitad hombre y mitad burro de la cintura para abajo) el espectador sabrá diferenciar un «marrano» de un «cochino», un «chancho» de un «puerco» y un «Duque» de un «presidente».

Funciones